Get your medical card online in minutes!

Empezar

Ver: La marihuana controla el temblor del Parkinson

parkinson's and marijuana; cannabis; Parkinson's disease

Tabla de contenidos

  1. El papel de la dopamina y la anandamida en la enfermedad de Parkinson
  2. Investigación sobre el crecimiento de las células cerebrales y la enfermedad de Parkinson
  3. ¿Cómo promueve el cannabis el crecimiento de las células cerebrales?
  4. La enfermedad de Parkinson y el dolor
  5. El futuro del cannabis y la enfermedad de Parkinson

Conozca a Ian Frizell, un hombre de 55 años que utiliza el cannabis medicinal para ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad de Parkinson (EP). El siguiente vídeo demuestra el potencial transformador de la medicina del cannabis en los temblores relacionados con el Parkinson.

Vemos cómo los temblores de Ian disminuyen y luego se detienen al final del vídeo de lapso de tiempo. Afirma que no utiliza ninguna medicación con receta, sino que vaporiza cannabis para aliviar los temblores, que duran hasta cuatro horas.

De hecho, el cannabis puede ser un tratamiento viable para la EP y otras enfermedades neurodegenerativas debido al potencial de la planta para disminuir o incluso detener los temblores. ¿Por qué el cannabis tiene este poderoso efecto sobre la EP? Todavía no hay pruebas definitivas que demuestren que el cannabis ayuda a la enfermedad de Parkinson, pero los testimonios de muchas personas como Ian hacen difícil descartar el fenómeno como “anecdótico” o “casual”.

Para obtener más información sobre la obtención de una tarjeta de marihuana medicinal, acérquese y hable con uno de nuestros médicos cualificados en línea.

Obtenga su tarjeta médica

Contacte con un Médico Autorizado en un minuto.

El papel de la dopamina y la anandamida en la enfermedad de Parkinson

Aunque se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Parkinson, uno de los factores puede ser la pérdida de las células nerviosas denominadas sustancia negra, situadas en la región media del cerebro. Esta pérdida de células nerviosas provoca una reducción de la producción de dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que desempeña un papel vital en la regulación del movimiento del cuerpo. El cannabis puede ayudar a “equilibrar” los sistemas endocannabinoides y dependientes de la dopamina que controlan el movimiento.

La anandamida es un endocannabinoide cuyo nombre proviene del sánscrito ananda, que significa alegre o eufórico. Es el endocannabinoide que se cree responsable del “subidón del corredor”, y hasta ahora la ciencia sugiere que desempeña un papel importante en la liberación de dopamina. Los enfermos de EP carecen de suficiente anandamida debido al daño causado al sistema de señalización de cannabinoides en los ganglios basales.

El consumo de cannabis puede aumentar la cantidad de anandamida que produce el cuerpo, mejorando así la coordinación muscular de los enfermos de EP. El consumo de cannabis también puede ayudar a ralentizar la aparición de la bradicinesia, la lentitud de movimientos relacionada con la EP.

Descargue su guía sobre la marihuana medicinal y las personas mayores.

Investigación sobre el crecimiento de las células cerebrales y la enfermedad de Parkinson

Han surgido investigaciones emocionantes sobre la capacidad del cannabis para ayudar a promover el crecimiento de las células cerebrales. El cannabidiol (CBD) es de especial interés, ya que los estudios sugieren que puede tener propiedades neuroprotectoras. En concreto, el CBD puede ayudar a proteger las células cerebrales de la neuroinflamación, la neurotoxicidad y la disfunción mitocondrial. Por esta razón, algunos jugadores retirados de la NFL y otros con lesiones cerebrales han comenzado a considerar el cannabis como un potencial salvavidas.

Descargue la guía gratuita sobre el CBD

¿Cómo promueve el cannabis el crecimiento de las células cerebrales?

En cuanto a por qué el cannabis puede promover el crecimiento de las células cerebrales, existen numerosas teorías. Una teoría sugiere que los fitocannabinoides (procedentes de fuera del cuerpo) ayudan a sustituir los endocannabinoides que los cuerpos de los enfermos de EP no están produciendo. Para “atrapar” todos estos fitocannabinoides, el cuerpo empieza a fabricar nuevas neuronas. Sí, esto significa que el cannabis podría ser no sólo una forma de controlar la EP y otras enfermedades neurodegenerativas, sino también una forma de revertirlas.

La enfermedad de Parkinson y el dolor

Quienes padecen EP, esclerosis múltiple (EM) y muchas otras enfermedades de este tipo suelen sufrir dolorosos calambres musculares. Los dolores y la rigidez constantes son comunes para los enfermos de EP. El tetrahidrocannabinol (THC) puede utilizarse para controlar el dolor, además de dirigirse a los mismos receptores CB1 a los que se dirige la anandamida, ayudando así a regular los movimientos del cuerpo.

Aunque muchos consumidores de cannabis pueden sentirse mejor en cuanto al dolor y el control muscular, otros pueden experimentar efectos secundarios. Los pacientes con EP pueden sufrir confusión, deterioro de la postura y pérdida de equilibrio después de consumir cannabis. Para algunos, los efectos secundarios del consumo de cannabis para la EP pueden superar los beneficios. Sin embargo, las experiencias son muy individuales, y los medicamentos recetados vienen con sus propios efectos secundarios.

El futuro del cannabis y la enfermedad de Parkinson

Se necesita mucha más investigación para ofrecer pruebas definitivas sobre los efectos del cannabis en los pacientes de Parkinson. Sin embargo, historias como la de Ian y las investigaciones de laboratorio realizadas hasta la fecha sugieren que el cannabis puede ser realmente útil para la EP, incluso como placebo.

Obtenga su tarjeta médica

Contacte con un Médico Autorizado en un minuto.

Continuar leyendo