¿Cómo se compara el cannabis medicinal con los opioides para tratar/manejar el dolor?

How does medical cannabis compare to opioids?

Tabla de contenidos

  1. ¿Puede el cannabis competir con los opioides para tratar el dolor?
  2. ¿Es eficaz el cannabis para tratar el dolor?
  3. El resultado final

A medida que la gente avanza en la vida diaria, es común lidiar con algún tipo de molestia. Quizá sea un poco de dolor en el hombro o en la parte baja de la espalda por haber dormido en una posición incómoda. Tal vez sean dolores musculares por un duro día de trabajo manual o por pasar todo un turno de trabajo de pie. O quizá sea un poco de dolor lumbar por una mala postura al sentarse en su oficina. Sin embargo, para cerca del 20% de los estadounidenses, esos dolores o molestias no son sólo brotes ocasionales. Es un dolor constante, siempre presente, crónico.

Descargue la guía gratuita sobre la marihuana y el dolor crónico

Según los Centros de Control de Enfermedades (CDC), se calcula que 50 millones de estadounidenses padecen algún tipo de dolor crónico derivado de problemas como lesiones traumáticas, condiciones degenerativas asociadas al envejecimiento, enfermedades subyacentes como la artritis, la fibromialgia o los cánceres. Para muchos, no hay una condición evidente y diagnosticable que cause su dolor crónico, simplemente está ahí impactando en su calidad de vida. Con tantos estadounidenses lidiando a diario con un dolor severo que altera su vida, no es de extrañar que muchos hayan tenido que recurrir a los adictivos opiáceos sintéticos para encontrar alivio. Sin embargo, esa dependencia excesiva de los opioides para tratar el dolor ha tenido un impacto devastador en personas de todo Estados Unidos.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., más de 750.000 personas han muerto desde 1999 por sobredosis. Dos de cada tres muertes por sobredosis de drogas en 2018 tuvieron que ver con un opioide. Las muertes por sobredosis relacionadas con opioides, incluidos los opioides con receta, la heroína y los opioides sintéticos (como el fentanilo), han aumentado casi seis veces desde 1999. Las sobredosis que implican opioides mataron a casi 47.000 personas en 2018, y el 32% de esas muertes implicaron opioides de prescripción.

New call-to-action

La verdad obvia e inevitable es que existe una epidemia de opioides en Estados Unidos que ha arruinado la vida de cientos de miles de familias en todo el país. Por eso muchos han recurrido al cannabis medicinal como alternativa a los adictivos y dañinos opioides. De hecho, según estudios recientes, un asombroso 62,2% de las personas que obtienen su tarjeta de cannabis medicinal lo hacen para tratar el dolor crónico sin el uso de opioides.

Así que, con todo esto en mente, ¿funciona realmente el cannabis para tratar el dolor crónico? ¿Y qué tan bien se compara con los opioides en términos de tratar y ayudar a los pacientes a manejar su dolor? ¿Es realmente comparable?

¿Puede el cannabis competir con los opioides para tratar el dolor?

Aunque sabemos que el tratamiento del dolor, especialmente del dolor crónico, puede ser complicado, debido a que cada persona tiene diferentes condiciones subyacentes y umbrales de dolor, la ciencia sugiere que el cannabis es una alternativa viable a los opioides cuando se trata de aliviar los síntomas.

Aunque aquí en Leafwell no podemos ni queremos decir que el cannabis medicinal vaya a ser la respuesta correcta para tratar los problemas de dolor crónico de todo el mundo, por lo que siempre debe consultar con su médico antes de empezar o dejar de usar cualquier medicamento importante, la ciencia sugiere algunas cosas de forma bastante concluyente.

En primer lugar, se ha demostrado que el hecho de que los pacientes tengan acceso al cannabis medicinal reduce su consumo de analgésicos y el número de recetas de opiáceos que reparten los médicos. Según un estudio de la Facultad de Medicina de Harvard, los estados que establecieron programas de cannabis medicinal vieron caer las prescripciones de opioides en casi 2,21 millones de dosis diarias al año. Una vez que se abrieron los dispensarios médicos, esas dosis diarias de opioides cayeron aún más, reduciendo el consumo de opioides recetados en la increíble cifra de 3,74 millones de dosis.

Estas reducciones en las dosis diarias de opioides fueron especialmente notables en el caso de las recetas de hidrocodona (Vicodin) y morfina, dos medicamentos que a menudo funcionaban como puerta de entrada a los opioides ilegales de la calle, como la heroína. Aunque está bien establecido que los médicos han estado recetando opioides en exceso desde hace décadas debido a la corrupción de las grandes farmacéuticas, es justo señalar que los médicos no pueden recetar en exceso a los pacientes si éstos no buscan opioides en primer lugar debido a una alternativa viable como el cannabis medicinal.

Descargue nuestros pros y contras de la marihuana frente a las pastillas

¿Es eficaz el cannabis para tratar el dolor?

Múltiples estudios han demostrado que el cannabis medicinal es tan eficaz, si no mejor, que los opioides para tratar el dolor con muchos menos efectos secundarios. Los datos de una encuesta dirigida por un dispensario de cannabis medicinal de Michigan afirmaron que el uso de cannabis medicinal se asoció con una disminución del 64% en el uso de opioides en general. Además, un análisis reciente de los datos de prescripción de los inscritos en la Part D de Medicare en los estados con acceso al cannabis medicinal sugirió una reducción sustancial de las prescripciones de medicamentos convencionales para el dolor, principalmente opioides.

Varios estudios de investigación examinaron la eficacia del cannabis medicinal para tratar el dolor crónico y otras afecciones. Por ejemplo, las conclusiones de un estudio de 2019 publicado en el Journal of Psychoactive Drugs, que evaluó los datos de 1.000 personas que tomaban cannabis legalizado en un estado, descubrió que entre el 65% de las personas que tomaban cannabis para el dolor, el 80% consideraba que era muy o tremendamente útil.

Ese impacto significó que un increíble 82 por ciento de estos pacientes pudo reducir, o dejar de tomar, cualquier medicamento para el dolor de venta libre, y el 88 por ciento pudo dejar de tomar opioides por completo. Se trata de un descenso asombroso que, sencillamente, no podría producirse para quienes sufren dolor crónico si no obtuvieran un alivio similar, si no mejor, de su dolor.

Además, los resultados comunicados en la Reunión Anual 2019 de la Academia Americana de Neurología mostraron que en un estudio preliminar, los investigadores del Instituto Neurológico Dent de Buffalo, Nueva York, descubrieron que el cannabis proporcionaba a los pacientes mayores un alivio del dolor crónico, de los trastornos del sueño y de la ansiedad relacionados con enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica, la enfermedad de Parkinson, la neuropatía, los daños en la médula espinal y la esclerosis múltiple. Así que el cannabis medicinal no sólo es una alternativa viable, sino que funciona para personas de todas las edades.

Por último, algunas pruebas sugieren que los cannabinoides pueden disminuir las necesidades de opioides para la analgesia, aunque es necesario investigar más antes de poder declarar esto de forma concluyente. Sin embargo, hay datos científicos que demuestran que los receptores CB1 se encuentran en las mismas zonas del cerebro que los receptores opioides, lo que permite que los receptores cannabinoides “hablen” con los receptores opioides e influyan en su comportamiento. Por lo tanto, el THC podría ser una alternativa perfecta, y compuestos como el beta-cariofileno pueden ayudar debido a sus rasgos antiinflamatorios y antiadictivos.

Best CBD products for pain - treating pain with cannabidiol. Picture of a woman with back pain.

El resultado final

Aunque todas estas investigaciones sobre la eficacia del cannabis medicinal como alternativa a los opioides seann prometedoras, es injusto decir que son suficientes para hacer la generalización de que son mejores que los opioides en todo.

En primer lugar, es importante señalar que los opioides tienen claramente un papel en la medicina. Son magníficos para durante y después de las cirugías y, cuando se utilizan adecuadamente y son recetados correctamente por un médico, pueden reducir el dolor y el sufrimiento a corto plazo. Sin embargo, a largo plazo, su naturaleza ultra adictiva y sus efectos secundarios nocivos para el organismo demuestran que el cannabis medicinal es probablemente igual de eficaz, menos peligroso en términos de potencial de sobredosis y mucho menos adictivo que los opioides para el uso diario, como para alguien que se enfrenta a un dolor crónico.

Aunque la investigación sobre el cannabis medicinal tiene un largo camino por recorrer, algo que ya hemos hablado aquí en Leafwell, hay muchos proyectos de investigación y estudios prometedores que se están llevando a cabo en todo el mundo. A medida que el cannabis medicinal se legalice más y se convierta en tendencia dominante en los EE.UU., los investigadores podrán profundizar en la comprensión de los muchos beneficios médicos del cannabis y aumentar las opciones de tratamiento para los pacientes en consecuencia. Sin embargo, las primeras investigaciones de las que disponemos muestran claramente que el cannabis medicinal es una opción de tratamiento eficaz para el dolor crónico en comparación con los opioides.

Obtenga su tarjeta médica

Contacte con un Médico Autorizado en un minuto.